viernes, marzo 05, 2010

Reflexionando (o tal vez alucinando)

Ultimamente la tierra ha estado temblando de forma mucho más notoria, las tormentas son mucho más violentas, las sequias más largas... todos sentimos los efectos del calentamiento global, ya nadie piensa que el niño es un invento de los hippies.  Si bien la tierra (como todo en el universo) tiene un ciclo, creo que hemos intervenido de forma definitiva para alterarlo y en el pecado estamos llevando la penitencia.  No creo que el mundo termine como las religiones lo afirman, más bien creo que llegaremos al punto en que la humanidad no pueda sobrevivir, sea exterminada y el resto de la vida de este planeta que hemos sofocado y explotado durante tanto tiempo podrá florecer.  Somos un mal catarro, una fiebre que la tierra se quiere sacudir, si hubieramos aprendido a convivir en lugar de destruir tal vez no seríamos considerados un patogeno y no estaríamos destinados a la extinción.  En fin.  Como ven hoy me levante un poco negativa. 


4 comentarios:

ana dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo...

Mariposa Tecknicolor dijo...

Hola Lilith, ¿cómo estás?

Yo no creo que andes un poco negativa, más bien creo que te dio un golpe de realidad que está muy bien encauzado.

La evolución del hombre en el último siglo -el xx- ha rebasado en un exorbitante porcentaje, al desarrollo o la evolución de las sociedades desde el inicio de las escrituras o desde el inicio de las culturas antiguas, hasta el siglo XIX.

Es decir, si la historia del hombre en este planeta fuera un día de 24 horas, la evolución de éste, del inicio de las civilizaciones hasta el siglo XIX correspondería de las 00:00 horas y hasta las 9:00 o un poquito más. El resto del día, correspondería nada más al siglo XX, o sease, un poco más de 13 ó 14 horas seguidas.

Quizá no me explique muy bien, porque estoy escribiendo esto a "bote pronto". Pero lo que quiero decir, es que la historia del siglo XX con todos sus progresos y con todas sus guerras, con toda su tecnología, con todas sus revoluciones, le ha dado al "traste" a lo que pudo haber sido -o fue- el buen cauce de las civilizaciones anteriores.

Aquí entramos en la forma de Estado que conocemos y la forma de estado anterior, las normas sociales, la libertad de expresión, en fin. Por eso te digo que quizá no me explique muy bien, el chiste es que concuerdo contigo en que somos una gripe que el planeta necesita sacudirse.

A veces me preocupo. A veces siento que la humanidad ha cometido todos los errores al mismo tiempo, sin dar chance a intentar siquiera corregirlos. Me preocupa la situación de las naciones. Me preocupa que no se esté preparado para los cambios que el planeta nos exige.

Me has hecho reflexionar mucho. Es algo que he traido en la cabeza dando vueltas, pero de pronto leerte, ha sido la chispa para encender todo esto que traía volando en la cabeza.

Te mando un abrazo muy apretado, mis mejores deseos como siempre.

Gracias por seguir leyéndome. Gracias por ese premio que me dices que también es para mi, nomás explícame qué es lo que tengo qué hacer para recibirlo.

Un besote.
Papillon.

Maeva dijo...

Hola Lilith! vengo a devolverte la visita, y como me gusta lo que leo, te sigo, jeje.
Tienes razón en esto que cuentas, es cierto que dicen que hay unos ciclos en los que suceden más fenómenos de la naturaleza, pero estos no serían tan graves si nosostros no estuvieramos contribuyendo a la destrucción del planeta.
Por Canarias también hemos tenido un "buen" invierno, pero no tanto por el frío, que este año apenas ha hecho (al menos en mi isla), sino por los continuos temporales de agua y sobre todo viento que han destrozado muchas cosechas, y aeropuertos cerrados muchos días.

Un beso, te sigo leyendo!

Ah!! yo también adoro a Mafalda!!!

Tani dijo...

Querida Lilith, estos desastres naturales nos deben servir para reflexionar y reforzar las medidas de cuidado al medio ambiente y uso de energías alternativas. La tierra está cada vez más inestable y algunos de esos desastres naturales se recrudecerán sin duda.
Muchos besos