lunes, enero 31, 2011

Un rabo verde en SF

Me estaba divirtiendo, no exageradamente por que al fin y al cabo era raro pasar nuestro mesesario lejos de mi marido, pero me estaba divirtiendo. Conoci gente, personas importantes de mi medio, estaba feliz de que me solicitaran para el trabajo... fuimos de compras antes de salir a cenar el equipo Mexicano en grupo... de alguna forma nos fuimos dispersando, y quedamos el Dr.X y yo, viendo la bahia desde el pier 39 vi el reloj y era hora de dirigirnos al restaurant designado para la reunion... mensa de mi que no vi nada raro en que mientras caminabamos y cada quien jalaba para su lado el se quedara conmigo, o cuando empezamos a hablar de vinos presumiera su viñedo, o que me pidiera que lo tuteara, o cuando me dijo que era un agradable sorpresa que supiera de pintura, o de historia, o que elogiara mi belleza... asi que cuando me tomo por el brazo y me quiso plantar un beso (creo en la mejilla por que ahi estuvo a punto de aterrizar) mientras decia "me encantas" (creo que era el primer paso que se proponia para ver hasta donde podia llegar) lo unico que atine a hacer fue darle un empujon y balbucear "se nos hace tarde"... ¿no me digas que te enojas?-dijo el baboso- ... creeme, no quieres verme enojada -  y camine (en ratos corri por la lluvia) directo al restaurant y el solo se limito a seguirme... no volvi a dirigirle la palabra el resto de la noche, ni siquiera cuando tuvimos que dividirnos en varios taxis para regresar al hotel... mi radar anti-pendejos esta un poco oxidado y de alguna forma me siento un poco culpable, ¿como no detecte a un estupido rabo-verde escondido debajo de ese aire de dignidad que le confiere ser director de x, jefe de x, presidente de x??? ¿como pudo sonreir durante la cena mientras le preguntaban por su esposa?? ¿como fue que en lugar de solo un empujón no le di un rodillazo entre las piernas y un puñetazo en la cara??

*******


A pesar de la experiencia anterior... me sigue encantando SF y mi mareado y yo (quien sonrio entre contrariado y divertido cuando le conte la historia - claro menos el beso) ya estamos haciendo planes para ir de vacaciones.

El trabajo sigue duro... lo bueno (y difícil al mismo tiempo por tener que alejarme de casa) son los viajes.  Aquí una pista de a donde voy el próximo mes:



5 comentarios:

Maeva dijo...

Vaya cosas te pasan jajaja. Me imagino lo incómodo del momento, pero con el nivel de estrés que tienes, es normal que no lo hayas detectado.
Espero que no tengas que coincidir con él de nuevo.

¿Es Nueva York?¿Qué hay que hacer para trabajar en tu empresa? jajaja.

un beso Lilith!

ana dijo...

Maldito estúpido! no te preocupes así pasa a veces uno por buena gente es amable y atenta y los pen#$%& creen que estas coqueteando por Dios! le hubieras dado un golpe en el estómago. En este mundo hay dos clases de personas que odio: Los presumidos y los aprovechados.
Pero que bueno que disfrutaste la ciudad! yo no la conozco pero debe ser lo máximo! un abrazo comadrita

Schöne Frau dijo...

Que miedo, ya no se sabe con qué loco se va a uno a encontrar, lo bueno es que reaccionaste y a tiempo, peor cosas hubieran pasado si no le hubeiras dejado aunque mal claro que no querías nada con él.

Por cierto...que tengas unas lindas vacaciones.

Tani dijo...

No es tu culpa amiga, la menos culpable eres tu. Es el jefe el que no sabe respetar a su mujer ni a ti, ni les da su lugar. Saliste bien librada, lo rechazaste pero no te coflictuaste, es lo correcto.

Besos y a aceitar el radar!

Besos y buen viaje!

Rocio @ Casa Haus dijo...

No me digas que estuviste en San Francisco?!!!!!! Mi marido y yo soñamos con ir allá algún día, y por supuesto a los viñedos... En cuanto al menso ese, supongo que las situaciones nos sorprenden más de lo que lo esperamos... pero para la próxima, que se agarre!!!!

Cómo te envidio tantos viajes!!!! Cuando estés por acá nos vamos a un cafecito?